Una mirada a las compañías automotrices globales del mundo muestra que las estadounidenses están dirigidas por chapuceros.

GM se encuentra muy por detrás de la mayoría en su movimiento hacia el negocio de los vehículos eléctricos. BMW y Mercedes fabrican autos ampliamente admirados por su calidad, pero llegan tarde a los mercados de vehículos eléctricos y vehículos autónomos.

A Kia y Hyundai les ha ido bien en las encuestas de ventas y calidad, pero son demasiado nuevos en los mercados globales para cualquier juicio razonable sobre su gestión o las habilidades que han construido sus estrategias.

Esto deja a las empresas japonesas, que han sido fabricantes de automóviles de la más alta calidad en el mundo durante varias décadas. La más grande de estas compañías japonesas ha sido a menudo la compañía de automóviles más grande del mundo: la inmensamente bien administrada Toyota.

En los 70’s General Motor dominaba el mercado global, y era el indiscutible líder en America del Norte, y el amo total del mercado hispano de Estados Unidos. Pero llego la crisis del petróleo y los precios de la gasolina subieron, por lo que tuvieron que empezar a construir autos mas pequeños.

Mientras tanto ahí estaban los Japoneses, con sus pequeños y muy fiables autos que todavía no estaban en la mente del americano medio en fijarse en ellos.

Pero cuando los precios de la gasolina empezaban a comer los bolsillos y los pequeños autos de General Motors como el Citation o el Cavalier, comenzaron dar los habituales problemas de los autos de GM, el consumidor empezó a inclinarse de a poco a los autos japoneses.

Toyota, Datsun (hoy Nissan) y Honda ya habían acaparado a parte del consumidor hispano y sabían que llegándoles a ellos, y a los habitantes de las costas este y oeste, de a poco pudieran conquistar el mercado americano.

Por el 1986,General Motor me llamo para consultarme, y fui a Detroit. Les dije que debían de cuidar el mercado Hispano porque lo iban a perder contra los japoneses. Y ahí estaba uno de esos genios que General Motors contrato, como lo hace hoy, saltando y diciendo que yo estaba hablando tontearías, que los japoneses jamás conquistarían a los Hispanos y menos a los americanos. Se levanto y se fue. Nunca mas la volví aver.

Hoy Toyota no solo domina el mercado hispano, sino es el fabricante de autos con mas ventas en los Estados Unidos. Algo que los ejecutivos de mente cerrada de General Motors nunca hubieran imaginado.

Vayamos a la historia de Toyota

Toyota se inició en 1937. Su predecesor, Toyota Automated Loom Works, comenzó a experimentar con automóviles en 1935. Muchas de sus plantas fueron dañadas por los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial.

Las fuerzas de ocupación estadounidenses le permitieron reiniciar la fabricación de automóviles en 1949. Se convirtió en la mayor empresa de automóviles que vendía automóviles en su mercado local en las décadas de 1950 y 1960.

Toyota se mudó a los EE. UU. en 1958. Se consideraba que sus autos estaban mal fabricados, con motores pequeños de poca potencia para el mercado estadounidense. En 1965, Toyota dio otro impulso para aumentar las ventas en Estados Unidos.

El Corolla fue un éxito. En la década de 1970, los Toyota comenzaron a encabezar los estudios de los autos de la más alta calidad vendidos en Estados Unidos.

Las compañías automotrices estadounidenses tenían cerca del 100% del mercado en los EE. UU., y GM en un momento tenía una participación de mercado del 50%. Las ventas de Toyota acabaron con ese dominio.

Toyota comenzó su rápida expansión en los EE. UU., sus ventas en otros grandes mercados de automóviles, particularmente en Europa, comenzaron a aumentar. Toyota ha tenido el liderazgo mundial en ventas de unidades con alrededor de 10 millones de vehículos durante muchos años.

De vez en cuando, cambia esa posición con Volkswagen, que por lo demás ocupa un cercano segundo lugar.

El dominio de Toyota en el mercado estadounidense contiene varias pistas sobre su éxito mundial. Vende una gama extremadamente amplia de sedanes, cupés, crossovers y SUV.

Esto le permite vender autos a precios que atraen a muchos estadounidenses en función de sus ingresos.

El Corolla base tiene un precio de poco más de $21,000 dólares. La marca de lujo de Toyota, Lexus, vende modelos por más de $100,000 dólares. Se ha convertido en la marca de lujo de mayor venta en Estados Unidos, una distinción que BMW y Mercedes han mantenido durante años.

Toyota se ha arriesgado a medida que el mundo avanza hacia los vehículos eléctricos. Ha decidido cubrir sus apuestas haciendo híbridos EV. Estos combinan pequeños motores de gasolina con motores de vehículos eléctricos. Entre otras cosas, esto alivia la ansiedad de algunos compradores sobre la gama de motores EV.

Una señal final del éxito de Toyota es cómo lo ven los mercados de capitales. La capitalización de mercado de Toyota es de casi $ 200 mil millones. GM es de $ 50 mil millones y si fracasan con sus autos eléctricos, quien dirá lo que puede pasar con ellos. Hasta Toyota se daría el lujo de comprarlos.

Artículo anteriorKia logra un importante reconocimiento para dos de sus modelos más exitosos
Artículo siguienteBugatti hace entrega del décimo y último hiper deportivo «Centodieci»
Enrique Kogan es el fundador de www.PurosAutosCharlotte.com. Nacido en Argentina, comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre le llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces ha transformado su vida dedicada al mundo del automovil, siendo un experto del medio. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria en Estados Unidos, la cual vendió y aún se publica hoy en día. Es el primer periodista hispano del automovil en los Estados Unidos y el creador del auto del año para el mercado hispano. Produjo auto shows (uno de ellos fue el mas grande del mundo de autos exoticos) y eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Hoy viaja por todo el mundo probando distintos modelos de automoviles y visitando auto show, mientras escribe a diario haciendo reviews de nuevos vehiculos y noticias del medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here