La guerra de precios en la industria de los vehículos eléctricos (EV), que comenzó en los últimos meses, se está acelerando. Es difícil ver cómo eso no dañará los márgenes.

Por ello, Tesla sigue recortando los precios de sus autos. Los últimos recortes fueron entre sus modelos más caros.

Tesla redujo el precio de su Model X en un 9,1% hasta los 99.990 dólares. Eso sigue a otro recorte de $ 120,990 dólares, que es donde estaba a principios del 2023.

La compañía redujo el precio de su Model S un poco menos. La reciente disminución llevó el precio a $ 89,990 dólares, por debajo de los $ 104,990 dólares antes de comenzar el año.

Tesla ha tratado de calmar a los inversionistas diciendo que tiene un sistema extremadamente eficiente para fabricar sus autos. Sin embargo, no puede haber dado un salto cuántico en eficiencia en menos de 90 días.

Incluso con una eficiencia líder en la industria, su beneficio por vehículo debe haber caído durante ese período.

La creencia generalizada sobre el plan de Tesla es que el fabricante de vehículos eléctricos quiere mantener una participación de mercado, incluso a costa de los márgenes de beneficio.

La gerencia de Tesla dice que podría vender hasta 2 millones de autos este año

Eso lo mantendrá muy por delante de cualquier compañía de automóviles en el mundo, según las ventas totales de unidades. Sin embargo, las compañías automotrices más grandes han gastado miles de millones para ingresar al sector de los vehículos eléctricos.

Tesla no tiene que tratar con uno o dos fabricantes. Tiene que lidiar con más de una docena, cada uno con una red de ventas global y enormes sumas de dinero para la producción, el desarrollo y la comercialización.

A corto plazo, las empresas que más se verán perjudicadas son los pequeños fabricantes, algunos de los cuales tienen una tecnología impresionante pero balances débiles. Esto incluye Lordstown, Lucid y Rivian.

Los recortes de precios y los márgenes más bajos podrían arruinarlos rápidamente.

La industria automotriz ha funcionado con incentivos y recortes de precios durante décadas. La escasez de automóviles en los últimos dos años cambió eso. Algunos distribuidores incluso pudieron cobrar más que el precio minorista sugerido por el fabricante.

El anuncio del precio de Tesla muestra que esos días han terminado, al menos en la parte de vehículos eléctricos de la industria.

Artículo anteriorLa calificación crediticia de Nissan es reducida a basura, según S&P Global Ratings
Artículo siguienteFord emite un retiro de miles de camionetas Ranger por infladores de bolsas de aire defectuosos
Enrique Kogan es el fundador de www.PurosAutosCharlotte.com. Nacido en Argentina, comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre le llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces ha transformado su vida dedicada al mundo del automovil, siendo un experto del medio. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria en Estados Unidos, la cual vendió y aún se publica hoy en día. Es el primer periodista hispano del automovil en los Estados Unidos y el creador del auto del año para el mercado hispano. Produjo auto shows (uno de ellos fue el mas grande del mundo de autos exoticos) y eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Hoy viaja por todo el mundo probando distintos modelos de automoviles y visitando auto show, mientras escribe a diario haciendo reviews de nuevos vehiculos y noticias del medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here