Toyota Motor dijo el viernes que los datos de vehículos de alrededor de 2,15 millones de usuarios estuvieron disponibles públicamente en Japón durante aproximadamente una década, desde noviembre de 2013 hasta mediados de abril.

El incidente se produce cuando el fabricante de automóviles más grande del mundo por ventas da un impulso a la conectividad del vehículo que se considera crucial para ofrecer servicios como la conducción autónoma y otras características respaldadas por inteligencia artificial.

La filtración, atribuida a un error de configuración en el entorno de la nube, podría abarcar detalles como la ubicación de los vehículos y los números de identificación de los dispositivos de los vehículos, pero no hubo informes de uso malicioso, dijo la compañía.

Los clientes afectados incluyeron a aquellos que se suscribieron al servicio de red T-Connect desde principios de 2012 hasta el 17 de abril, dijo Toyota, disculpándose por causar preocupación.

También se vieron afectados los usuarios de G-Link, un servicio similar para propietarios de vehículos de lujo de la marca Lexus que brinda funciones como soporte de emergencia.

El incidente se debió a un error humano, lo que llevó a que un sistema de nube se configurara como público en lugar de privado, dijo un portavoz de Toyota, y agregó que la compañía introduciría sistemas para auditar y monitorear la configuración de la nube continuamente.

También investigará y educará a fondo a los empleados sobre las reglas de manejo de datos, agregó el vocero.

La Comisión de Protección de Información Personal de Japón ha sido informada sobre el incidente, dijo uno de sus funcionarios, pero se negó a proporcionar más detalles, en línea con su práctica de no comentar incidentes individuales.

Toyota dijo que se tomaron medidas para bloquear el acceso externo a los datos después de que se descubrió el problema y se llevó a cabo una investigación en todos los entornos de nube administrados por Toyota Connected Corp.

Ocasionalmente ocurren grandes filtraciones de datos personales en Japón. En marzo, el operador de telefonía móvil NTT Docomo dijo que es posible que se hayan filtrado datos de hasta 5,29 millones de clientes a través de una empresa a la que subcontrató el trabajo.

 

Fuente: Asia Nikkei

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here