El fabricante de automóviles eléctricos vietnamita VinFast dijo el viernes que cotizará en Estados Unidos a través de una fusión con la empresa de adquisición de propósito especial (SPAC) Black Spade Acquisition Co (BSAQ.N).

Esta es una manera de autofinanciarse a través de inversores “Kamikazes” que buscan acciones perdidas que quizás y con suerte puedan subir. No creemos que este sea el caso.

Uno de los modelos tuvo problemas de montaje relacionado con el eje delantero mal ensamblado. Nadie en Estados Unidos los conoce, su plan, su servicio su postventa, su soporte, su red, su distribución, sus concesionarios. Vender un auto es algo más que entregar el auto y las llaves. VinFast no asegura nada.

Un periodista amigo del relacionista publico de la marca en los Estados Unidos, fue invitado a Vietnam, y nos comento que los autos se ven baratos y endebles, pero no pudo publicar eso para no crear un problema con su amigo.

Volvamos a las acciones

La medida se produce después de que la startup dijera el mes pasado que había recibido una nueva ronda de compromisos de financiación por valor de 2500 millones de dólares de la empresa matriz Vingroup (VIC.HM), el conglomerado más grande de Vietnam, y el fundador Pham Nhat Vuong, el primer multimillonario y el hombre más rico de Vietnam.

Después de la fusión, la nueva entidad tendrá un valor empresarial de aproximadamente $ 27 mil millones y un valor de capital de $ 23 mil millones de dólares, “suponiendo que ningún accionista de BSAQ elija canjear sus acciones de Black Spade por efectivo según lo permitido”, dijeron VinFast y Black Spade en un comunicado. declaración conjunta.

Se espera que la transacción se cierre en la segunda mitad del 2023, dijo, y agregó que los accionistas existentes de VinFast tendrán aproximadamente el 99% de las acciones de la compañía combinada.

VinFast, que se fundó en 2017 y comenzó a vender vehículos eléctricos en California este año, presentó previamente una oferta pública inicial en los EE. UU. para cotizar en el Nasdaq con el símbolo “VFS” en diciembre del año pasado, con el objetivo de recaudar alrededor de $ 60 mil millones de dólares.

La compañía ha dicho que tiene casi 55.000 pedidos en todo el mundo y puede producir 300.000 vehículos eléctricos al año. Por ahora y debido a problemas de fabricación, se sabe que entregó solo un vehículo en California y fue a un inmigrante Vietnamita.

Black Spade Acquisition es un SPAC con sede en Hong Kong que cotizó en la Bolsa de Nueva York en julio del 2021 con un plan para fusionarse, dentro de dos años, con una empresa idealmente en el negocio del entretenimiento, según su sitio web.

Fue fundada por Black Spade Capital Limited, el brazo de inversión privada de Lawrence Ho, director de Melco Resorts & Entertainment Ltd, que opera casinos en Macao y Filipinas, según el sitio web de la compañía y Refinitiv.

“La asociación con Black Spade y la cotización de VinFast en los EE. UU. representan la vía perfecta de obtención de capital para nuestras futuras ambiciones globales”, dijo Thuy Le, director ejecutivo global de VinFast.

El movimiento de VinFast para cotizar a través de una empresa de adquisición de propósito especial sigue a las empresas de vehículos eléctricos Microvast, Faraday Future (FFIE.O), Nikola Corp (NKLA.O) y Lucid (LCID.O).

A pesar de un enfriamiento en el mercado SPAC, que una vez fue frenético, ya que ha sido objeto de un escrutinio más detenido por parte de la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU.

Los SPAC se consideran una ruta rápida hacia el mercado de valores, particularmente para las empresas de tecnología automotriz, y han demostrado ser populares entre los inversores que buscan valoraciones de acciones similares a las de Tesla (TSLA.O), aunque la valoración de las empresas fusionadas a menudo cae en los meses posteriores a la cotización.

VinFast y un fracaso a la vista

Exportar autos a los Estados Unidos no es cuestión de enviarlo a sus costas. Conseguir un punto de apoyo allí es una historia completamente diferente.

VinFast puede tener un proyecto demasiado ambicioso, pero dado el mercado objetivo de nivel superior de su producto, probablemente sea lógico elegir a las naciones desarrolladas como su terreno de juego, pero creo que eligió la incorrecta.

¿ Por qué VinFast no los ha comercializarlo primero con los vecinos más cercanos? Taiwán es un buen ejemplo. Su marca nacional LuxGen también es una marca de automóviles muy respetada.

Vinfast quiere que el consumidor americano se comprometa con sus productos, mientras que ellos mismos no pueden comprometerse, por eso es un gran riesgo comprar un auto de esa marca.

¿Qué tan bien posicionados están para comprometerse en Estados Unidos?

En mi opinión, los vehículos eléctricos Chinos que se venden en el mercado Europeo, ya están bien más establecido y experimentado, y así y todo no logran venderlos en los EE. UU.

¿ Porque VinFast, lo quiere lograr ? Imposible, ya que es una marca que no tiene historia, ni fiabilidad, y vende autos eléctricos con un precio base sin baterías a un consumidor que no creo que pudiera entender ese concepto.

Es como vender un auto sin motor, siendo el motor un precio adicional. Lo podrán hacer en Vietnam, pero no en los Estados Unidos.

Por ahora nuestro consejo editorial es NO comprar ningún automóvil de VinFast, ya que desde el principio ha tenido retiros, problemas de fabricación y se venden sin batería a un precio para atrapar incautos. Que traten de venderlos en China y Europa primero, que demuestren que pueden ser competitivos, ya que hoy no lo son.

Aconsejamos que se alejen de esta marca que trata de vender autos en Estados Unidos, porque si no lo pueden vender en China, donde hay un boom de autos eléctricos, es porque buscan incautos en otros sitios.

 

Fuente: datos de Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here