La mala calidad y la mala ingeniería conducen a retiros masivos, y dichos retiros reducen las ganancias netas de un fabricante de automóviles determinado.

Otro subproducto es la escasa satisfacción del cliente y, extremadamente importante a largo plazo, la negativa del cliente potencial a considerar siquiera los automóviles de un fabricante determinado.

El Sentra es un ejemplo perfecto en este sentido. Este modelo de bajo costo, ha sido objeto desde el principio de más retiros del mercado en los últimos años.

Su calidad percibida y el hecho de que los sedanes ya no son geniales también han obstaculizado las ventas, con Nissan moviendo 77,123 unidades el año pasado en los Estados Unidos, en comparación con 127,861 en 2021.

Recientemente actualizado para el modelo del año 2024, el Sentra ha sido retirado del mercado debido a un problema bastante preocupante.

Se han producido números limitados del año modelo 2022 con un sello faltante o incorrecto en el área de la cubierta del lado del conductor, y dicho error permite que se filtre agua dentro del vehículo.

Eso es bastante malo en sí mismo para un automóvil de dos años, pero la humedad y/o la corrosión en el arnés principal y/o el arnés de la sala de máquinas es peor.

Los conectores eléctricos corroídos pueden provocar varios problemas eléctricos (el motor puede negarse a arrancar y el conductor puede cambiar de marcha sin aplicar los frenos) y un mayor riesgo de un evento térmico.

Según los documentos presentados ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, el fabricante de automóviles japonés no tiene conocimiento de ningún reclamo de garantía o accidente causado por la intrusión de agua desde el área del capó del lado del conductor.

Nissan fue informado de este problema el 27 de septiembre del año pasado por un técnico que notó agua acumulada en el piso en el área del lado del conductor debido a condiciones de lluvia intensa simuladas.

Nissan finalmente descubrió que un diferente técnico, que comenzó a trabajar el 21 de septiembre era el responsable del sello faltante o inadecuado.

La compañía informó al organismo de control federal que la supervisión inadecuada y la falta de revisión de los estándares de aplicación del sellador son las causas fundamentales de esta condición. Dicho de otro modo, habían abaratado innecesariamente sus procesos de producción.

De 693 vehículos completos inspeccionados en la planta, se encontró que la friolera de 579 presentaba un sellado faltante o inadecuado.

Esos autos habían sido reparados antes del envío, pero otros 230 se escaparon. Son esos 230 los que Nissan ha llamado de vuelta como parte del retiro número 23V-421, con dichos vehículos producidos en el período comprendido entre el 21 de septiembre de 2022 y el 27 de septiembre de 2022 en México.

Se les ha indicado a los concesionarios que vuelvan a sellar el área de la cubierta del lado del conductor, luego inspeccionen el arnés principal y el arnés de la sala de máquinas en busca de signos de corrosión.

Si se confirma humedad o corrosión, ambos arneses serán reemplazados sin cargo para el cliente.

 

Fuente: Auto Evolution

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here