Introducción 

Esta última generación del Nissan Z supone un gran paso adelante para el legendario deportivo de la marca. Es más moderno y confortable que el modelo anterior. Las versiones principales del Z carecen de la velocidad, la precisión y el compromiso con el conductor que creemos que esperan los conductores más exigentes, aunque el acabado Z Nismo satisface bastante bien esas demandas.

Rediseñado para el 2023 sobre una versión muy revisada de la arquitectura básica de su predecesor, el Z continúa la orgullosa tradición de los deportivos Nissan. Ya fuera un 240, un 300, un 350 o un 370, siempre fue un coche Z, así que en lugar de seguir al resto de la industria automovilística por una madriguera de alfanuméricos cada vez más enrevesados Nissan se ha deshecho de los números y llama a esta generación simplemente Z.

Estilos y opciones

El Nissan Z del 2024 es un coupé deportivo de dos puertas con tres modelos disponibles: Sport, Performance y Z Nismo (el que probé). Todos los Z están propulsados por un motor V6 biturbo de 3,0 litros que impulsa las ruedas traseras.

Tren de potencia

El Nismo, rinde 420 caballos de fuerza y 384 libras pie de torque, lo que supone un aumento de 20 caballos y 34 libras pie de torque respecto a los otros acabados Z. Una transmisión automática de nueve velocidades es estándar, pero a diferencia de los otros acabados, no se puede obtener una caja de cambios manual en el Nismo.

Estilo interior

Esta nueva generación del Z representa un salto adelante muy necesario en el diseño y la construcción del interior. Resulta menos claustrofóbico que el modelo anterior y ofrece una distribución centrada en el conductor con mucha información útil.

Para lo bajo que es el Z, no es demasiado difícil entrar y salir de él gracias a las generosas aberturas de las puertas y a unos asientos poco restrictivos. Como en la mayoría de los coupés bajos, la visibilidad no es ideal.

El Z ofrece una buena visibilidad directamente desde atrás, pero los ángulos muertos son mayores que en otros coupés y la visión hacia delante se ve obstaculizada por una posición de asiento más baja y grandes pilares del parabrisas, algo que el conductor definitivamente notará en una carretera revirada.

A pesar de su aparente gran portón trasero, el Z está lejos de ser el coupé de dos puertas más práctico. Con una escasa capacidad de carga de 6,9 pies cúbicos, la zona de carga se ve comprometida por su poca profundidad y su diseño abierto a la cabina.

Esto significa que las compras se aplastarán bajo el cristal trasero o acabarán en el asiento delantero si no tienes cuidado. Nissan ofrece un rudimentario sistema estabilizador de carga y una persiana de carga, y sugiero encarecidamente su compra.

Tecnología

El Z cuenta con la última interfaz de pantalla táctil de Nissan. Los gráficos son nítidos y los tiempos de respuesta bastante rápidos, pero la disposición de los gráficos de la pantalla de inicio, así como parte de la información que puede mostrar, son bastante cuestionables.

El sistema de audio Bose de mi auto de pruebas me pareció aceptable, sin la riqueza y resolución que esperaríamos de un sistema de audio de marca. Menos mal que la pantalla táctil es de fácil acceso, porque el sistema de control por voz del Z deja mucho que desear.

Tiene una estructura de menús bastante rígida y al sistema le costó entender muchas de mis órdenes. Los sistemas de asistencia al conductor del Z tampoco me han gustado.

El control de crucero adaptado y el aviso de salida de carril me parecieron demasiado sensibles para un deportivo. Pero es el sistema de control de estabilidad del Z el que necesita más trabajo. Se puede desactivar, pero no hay un ajuste intermedio que permita una conducción más entusiasta sin dejar de mantener una red de seguridad.

El cuadro de instrumentos digital se puede personalizar en cierta medida y, aunque creo que podría simplificarse un poco, la pantalla es nítida y legible en todas las situaciones de iluminación.

Lo mismo puedo decir de la pantalla táctil de 9 pulgadas. Es el sistema más reciente de Nissan y cuenta con gráficos fáciles de leer y es rápido para responder a las entradas, pero la estructura de menús y varias pantallas de inicio redundantes podría utilizar un replanteamiento.

Seguridad

El complemento de sistemas de asistencia al conductor incluye: Advertencia de colisión frontal con frenado automático, Alerta de salida de carril, Monitor de ángulo muerto con alerta de tráfico cruzado trasero, Sensores de aparcamiento delanteros y traseros y Control de crucero adaptado.

En carretera

El Z es simplemente mejor cuando puedes apoyarte en su motor rico en par y no precipitarte, el manejo y la dirección más afilados del Nismo son una mejora definitiva para los amantes de los deportivos.

El control de la carrocería y la respuesta de la dirección podrían refinarse mucho más cerca del límite, y aunque los frenos son fuertes, el sistema antibloqueo puede resultar un poco tosco, permitiendo un ligero bloqueo de los frenos que puede desestabilizar brevemente el auto.

Puede que las prestaciones no sean el punto fuerte del Z, pero sin duda es uno de los coupés deportivos más cómodos del mercado. Los asientos calefactados de mi auto de prueba ofrecían ajustes manuales y eléctricos, y  los encontré muy cómodos.

La calidad de marcha diaria del Z también es encomiable. Los neumáticos de perfil bajo dejan pasar muchos impactos pequeños y bruscos a la cabina, pero los baches más grandes, tanto a baja como a alta velocidad, se resuelven con facilidad, lo que hace que el Z sea ideal para viajes largos por carretera.

El sistema de climatización del Nissan mantiene un excelente control sobre la temperatura de la cabina, incluso con temperaturas de tres dígitos, y aprecié la facilidad de ajuste de las salidas de ventilación.

Los tres diales redondos fáciles de usar que controlan el sistema de climatización son apreciados, pero están un poco retirados bajo el salpicadero y pueden ser difíciles de leer de un vistazo rápido. Me gusta menos el ruido, o al menos la calidad del ruido, que emana del motor turboalimentado del Z. Carece del refinamiento del motor turboalimentado del GR Supra y no suena especialmente sonoro en ningún momento durante la aceleración.

Conclusión

Esta última generación del Nissan Z supone un gran paso adelante para el legendario deportivo de la marca. Es más moderno y confortable que el modelo anterior. Las versiones principales del Z carecen de la velocidad, la precisión y el compromiso con el conductor que creemos que esperan los conductores más exigentes, aunque el acabado Z Nismo satisface bastante bien esas demandas.

Precio: Desde US $ 64,693

Consumo: 17 mpg ciudad – 24 mpg carretera

Artículo anteriorMazda3 Hatchback Turbo Premium Plus del 2024, rápido y divertido
Artículo siguienteFord Performance y Sparco unen fuerzas, comenzando con el programa de carreras de fábrica del Mustang GT3
Enrique Kogan es el fundador de www.PurosAutosCharlotte.com. Nacido en Argentina, comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre le llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces ha transformado su vida dedicada al mundo del automovil, siendo un experto del medio. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria en Estados Unidos, la cual vendió y aún se publica hoy en día. Es el primer periodista hispano del automovil en los Estados Unidos y el creador del auto del año para el mercado hispano. Produjo auto shows (uno de ellos fue el mas grande del mundo de autos exoticos) y eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Hoy viaja por todo el mundo probando distintos modelos de automoviles y visitando auto show, mientras escribe a diario haciendo reviews de nuevos vehiculos y noticias del medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here