La ciudad de Nueva York se unió a varias ciudades y estados para demandar a los fabricantes de automóviles de Corea del Sur, Kia y Hyundai (Grupo Hyundai), por acusaciones de que los vehículos son demasiado fáciles de robar.

En una presentación ante el Distrito Sur de Nueva York, la ciudad se quejó de que sus recursos policiales se habían estirado hasta el límite debido a una explosión en los robos de Kia y Hyundai.

La demanda afirmaba que las empresas redujeron a sabiendas los costos de la tecnología antirrobo para aumentar las ganancias.

“Las decisiones comerciales de Hyundai y Kia para reducir costos y, por lo tanto, aumentar las ganancias, al renunciar a la tecnología antirrobo común, han resultado en una epidemia de robos”, se lee en la demanda.

Algunos modelos vendidos por la compañía en los Estados Unidos vienen sin inmovilizadores de motor, una característica antirrobo común que ha sido un estándar de la industria desde la década de 1990.

El dispositivo evita que el motor de un automóvil arranque sin la llave principal, que contiene un dispositivo que se necesita para enviar una señal que aprueba el encendido del motor.

La introducción de inmovilizadores de motor en 1992 está directamente relacionada con una disminución de los robos de vehículos.

El hecho de que Hyundai y Kia no colocaran el dispositivo en muchos de sus modelos ha provocado un aumento drástico de los robos en los últimos meses, luego de que videos virales en las redes sociales mostraran a las personas cómo robar estos vehículos con solo un destornillador y un cable USB.

“Como se detalla en los videos, un ladrón solo necesita quitar la cubierta de plástico debajo de la columna de dirección y usar un cable USB para encender estos autos inseguros”, dijo la ciudad de Nueva York en la demanda. “Lo que siguió fue demasiado predecible: los robos de Kia y Hyundai se dispararon”.

La demanda informó que, a pesar de representar solo el 2,9% de los automóviles registrados, los Hyundai y Kia representaron el 19,3% de todos los robos de automóviles denunciados en 2023, informó el Wall Street Journal.

En los primeros cuatro meses de 2023, la ciudad experimentó un aumento de aproximadamente el 660 % en los robos de Hyundai y Kia en comparación con el mismo período del año anterior.

Las dos compañías automotrices resolvieron una demanda colectiva el mes pasado por los robos, pagando $200 millones de dólares a los clientes afectados.

 

Fuente: Washington examiner

Artículo anteriorEl «Women’s World Car of the Year» agrega una influyente periodista de Arabia Saudita
Artículo siguienteMientras sus ventas siguen en aumento, las acciones de Tesla suben como la espuma
Enrique Kogan es el fundador de www.PurosAutosCharlotte.com. Nacido en Argentina, comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre le llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces ha transformado su vida dedicada al mundo del automovil, siendo un experto del medio. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria en Estados Unidos, la cual vendió y aún se publica hoy en día. Es el primer periodista hispano del automovil en los Estados Unidos y el creador del auto del año para el mercado hispano. Produjo auto shows (uno de ellos fue el mas grande del mundo de autos exoticos) y eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Hoy viaja por todo el mundo probando distintos modelos de automoviles y visitando auto show, mientras escribe a diario haciendo reviews de nuevos vehiculos y noticias del medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here