Esta noticia se cuela cada semana, «Los Retiros de Jeep». Nosotros hemos anunciados las fallas de fabricación de todos los modelos de la marca, pero siempre hay clientes tontos, y la marca sigue vendiendo modelos deficientes.

Algo parecido paso con la marca Saturn de GM. El fabricante sabia que vendía modelos fallados, pero siempre hay tontos para ello. Hasta que un día no quedaron tantos tontos y tuvieron que cerrar.

Y con un buen nombre que dejo Jeep en las películas de guerra, los que quieren emular a los «Rambos» siguen comprando limones de la marca, y siguen perdiendo el tiempo y dinero en los concesionarios para repararlos.

Esta vez, Jeep decidió retirar del mercado 32.125 unidades del Wrangler 4xe PHEV en los Estados Unidos, tras ocho informes de incendios de vehículos.

Los vehículos provienen del año modelo 2021 al 2024, y aproximadamente 13.000 se encuentran fuera de EE. UU.

Si bien la empresa matriz Stellantis ha dicho que los vehículos pueden seguir conduciéndose, aconseja a los clientes que no los carguen y también recomienda estacionarlos al aire libre, lejos de cualquier cosa que no quiera quemar.

De los ocho incendios reportados por Jeep, en seis se informó que un híbrido Wrangler 4xe estaba conectado a un puerto de carga. Afortunadamente, la compañía dijo que no tiene conocimiento de ningún herido relacionado con el problema.

Pero eso hace que parezca que el problema proviene de la batería relativamente pequeña de 17,3 kWh del vehículo y/o del sistema de carga. Los defectos de las baterías han sido un punto delicado para la electrificación a medida que la tecnología madura.

Aunque a menudo son menos frecuentes de lo que a los medios les gusta sugerir, los incendios de vehículos eléctricos tienden a ser de naturaleza extrema debido a la forma en que se queman las baterías de iones de litio.

Los daños a las celdas individuales o los cortocircuitos internos pueden crear eventos de descontrol térmico que rápidamente abarquen todo el paquete de baterías. De hecho, la mayoría de los incendios de vehículos eléctricos parecen ocurrir inmediatamente después de un accidente o cuando los vehículos están enchufados y tomando energía.

Debido a la alta densidad de energía de estas baterías, los incendios son a menudo increíblemente violentos y excepcionalmente difíciles de detener. Como resultado, los equipos de emergencia a menudo toman precauciones especiales cuando se enfrentan a incendios de vehículos eléctricos, centrándose en la contención, ya que permiten que la batería se queme sola.

Si bien Stellantis no parece tener respuestas concretas sobre lo que está sucediendo con el Jeep Wrangler 4xe, la compañía sí cuenta con un plan de retirada del mercado.

Lamentablemente, es la actualización de software obligatoria la que parece haberse convertido en un remedio general para los vehículos modernos que sufren catastróficas fallas como estos Jeep.

Los vehículos modernos dependen en gran medida de las computadoras y unas pocas líneas de código incorrectas ciertamente pueden causar problemas.

Últimamente la industria automotriz se ha apoyado en las actualizaciones de software para abordar todo tipo de problemas. Los ajustes de software no pueden resolver los problemas mecánicos y a veces, parecen ser poco más que una forma para que la empresa gane algo de tiempo en las primeras etapas de un retiro del mercado.

No pueden resolver ningún defecto físico relacionado con las baterías del Jeep o el hardware de carga. Pero son significativamente más baratos que tener que pagar por piezas de repuesto y la mano de obra necesaria que implica la mayoría de las campañas de retirada.

Aunque Jeep ha dicho que reemplazaría los paquetes de baterías en los modelos Wrangler donde se observa un código de error específico. Esto nos ofrece una pista de dónde está el área problemática y también nos ofrece cierta tranquilidad de que Stellantis no va a simplemente actualizar el software antes de dar por terminado el día.

Si la solución de software no funciona, sin duda veremos a Jeep en más titulares de retiros y problemas, a medida que el Departamento de Transporte exija que se tomen medidas adicionales. Los preocupados propietarios de Jeep, pues que sigan preocupados, ya que sabían de antemano que la marca produce limones.

Artículo anteriorLa temporada 2024 de la Fórmula 1 se convertirá en la más extensa de la historia. Aquí tienen su calendario
Artículo siguiente¿Cuáles son los 5 autos que más le gustaron a las mujeres en el 2023?
Enrique Kogan es el fundador de www.PurosAutosCharlotte.com. Nacido en Argentina, comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre le llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces ha transformado su vida dedicada al mundo del automovil, siendo un experto del medio. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria en Estados Unidos, la cual vendió y aún se publica hoy en día. Es el primer periodista hispano del automovil en los Estados Unidos y el creador del auto del año para el mercado hispano. Produjo auto shows (uno de ellos fue el mas grande del mundo de autos exoticos) y eventos de gran magnitud en el mundo del automóvil. Hoy viaja por todo el mundo probando distintos modelos de automoviles y visitando auto show, mientras escribe a diario haciendo reviews de nuevos vehiculos y noticias del medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here